Consejo

Descripción de clemátide de la variedad Purpurea Plena Elegance, cultivo y poda.


Una liana trepadora espectacular que puede decorar cualquier área suburbana es la variedad clematis Purpurea Plena Elegance. La sofisticada variedad de colores y las lujosas flores le permiten crear magníficas composiciones. Debido a sus cualidades únicas y facilidad de cultivo, la clemátide exuberante y expresiva es ideal para cultivadores principiantes.

Descripción y características de la variedad.

Purpurea Plena Elegance parece una liana lujosa y rizada, con magníficas flores dobles de un color burdeos oscuro. En una pequeña sesión, puedes ver una gran variedad de ellos. Las flores exuberantes no superan los 10 centímetros de tamaño y no tienen estambres. La planta crece de tamaño mediano y alcanza los cuatro metros de altura. Sus tallos están densamente cubiertos de hojas ovaladas. El sistema de raíces penetra profundamente en el suelo.

Para la exuberante floración de esta enredadera sin pretensiones, se requiere buena iluminación y calidez. A cubierto, tolera fácilmente heladas severas hasta -40 ° C. Debido a su gran tamaño, requiere el uso de soportes. Se ve muy bien con el telón de fondo de miradores, vallas o paredes de varios edificios.

Historia de la cría Purpurea Plena Elegans

El cultivar se creó en Francia hace más de 100 años mezclando varios tipos diferentes de clemátide.

Ventajas y desventajas

Purpurea Plena Elegance tiene muchas ventajas y es adecuada para los experimentos de jardineros novatos:

  • tolera perfectamente incluso las bajas temperaturas;
  • resistente a diversas enfermedades;
  • crece intensamente y agrada con una floración continua activa en una vid anual de junio a septiembre;
  • no caprichoso en irse.

Prácticamente no hay desventajas de la variedad:

  • necesita buena iluminación;
  • requiere una poda anual fuerte; en su ausencia, se observa una floración débil ya al año siguiente.

Como plantar

Después de que haya pasado la amenaza de la última helada y el suelo se haya calentado lo suficiente, en un día nublado y cálido, puede comenzar a plantar plantas en campo abierto. Los tiempos de siembra son diferentes para cada región. En promedio, esto es a finales de mayo, junio.

Selección de asiento

Para cultivar Clematis Purpurea, elija un área soleada protegida por una cerca, pared o árboles altos de corrientes de aire. El sombreado artificial durante las horas particularmente calurosas del mediodía será la protección perfecta contra las quemaduras de hojas y flores delicadas.

La elección del material de siembra.

Hoy a la venta puedes encontrar esquejes de dos variedades:

  1. Con un sistema de raíces abierto, arraigado la temporada pasada. Dichos esquejes vienen con una bola de turba, tres o más raíces desarrolladas y varios brotes.
  2. Con sistema radicular cerrado, se vende en contenedores.

Al comprar plántulas, preste atención a las raíces. Deben ser ligeros y firmes. Las áreas oscurecidas del sistema de raíces deben eliminarse.

Clematis con brotes que no eclosionan se puede almacenar en el refrigerador o en el sótano a una temperatura que no exceda los 5 ° C. Una plántula con raíces crecidas se planta inmediatamente en una maceta, profundizando el cuello 2 centímetros.

La olla se coloca en un lugar brillante con una temperatura del aire de 8-10 ° C.

Requerimientos de suelo

Clematis Purpurea ama la tierra fértil. La piedra arenisca o marga con excelente drenaje y baja acidez del suelo promueve un crecimiento vigoroso y una floración exuberante.

El sistema de raíces penetra profundamente en el suelo, por lo que las aguas subterráneas cercanas inhiben el desarrollo de las plantas y provocan la pudrición de las raíces. Al crecer en tales áreas, es necesario crear montículos artificiales o bloquear el acceso del sistema de raíces al agua subterránea colocando una lámina de hierro o pizarra en el hoyo de plantación.

Esquema de aterrizaje

Para el desarrollo intensivo de raíces poderosas y una floración abundante al plantar clemátides, debe cumplir con una serie de reglas:

  1. Para una raíz masiva, se requiere un pozo de siembra profundo, al menos 50 centímetros de profundidad.
  2. Para preparar el suelo, necesitará: tierra, turba y humus en proporciones iguales. Se puede agregar una pequeña cantidad de ceniza para neutralizar la acidez.
  3. Se coloca una capa de drenaje en el fondo del pozo, se vierte una parte de la mezcla de suelo terminada y se forma un pequeño montículo. Se planta una planta en un montículo, extendiendo cuidadosamente las raíces.
  4. El hoyo de plantación se cubre con tierra para que el cuello de la raíz de la plántula se entierre 10 centímetros en el suelo. Esta profundización contribuye a la formación de un arbusto poderoso y saludable. La clemátide con un collar de raíz ubicado a nivel del suelo está condenada: tal planta prácticamente no arbustiva, solo se forman unos pocos tallos en ella.
  5. Para evitar la acumulación de humedad cerca del cuello de la raíz y proporcionar oxígeno a las raíces, el círculo del tronco alrededor de todo el perímetro se cubre con una capa de mantillo de aserrín, paja o humus.
  6. Cada planta se vierte intensamente con agua y se establece un soporte.
  7. El espacio entre plantas debe ser de al menos 70 centímetros.

Al plantar clematis purpurea con un sistema de raíces cerrado, se saca con cuidado del recipiente y se coloca en el pozo de plantación junto con un terrón de tierra. No se requiere la formación de un montículo con este aterrizaje.

Características de cuidado

Clematis no tiene pretensiones en el cuidado. Para su crecimiento y floración activos, será suficiente:

  • riego oportuno;
  • aflojando la tierra alrededor del círculo del tronco;
  • alimentación periódica;
  • poda anual;
  • protección contra plagas y diversas enfermedades.

Grupo de recorte

La poda correcta es el garante de la abundante floración anual de la clemátide. Favorece la formación de una planta potente. Si omite la poda oportuna, el próximo año, se garantiza una floración débil o una ausencia total de flores.

Purpurea Plena pertenece al tercer grupo de poda, ya que el color se forma en los brotes frescos que crecen en primavera. La planta requiere una poda radical a una altura de 10-15 centímetros. Al mismo tiempo, quedan dos o tres yemas en los brotes jóvenes.

La poda se realiza en otoño. Con la llegada de los días cálidos y el restablecimiento del movimiento intensivo del jugo con tal poda, la planta se activa y crece, sin poner jugos nutritivos en viejas ramas innecesarias. La poda profunda también aumenta la resistencia al invierno de la planta, evita que las raíces se congelen a temperaturas bajo cero prolongadas.

Regando

La falta y el exceso de humedad afectan negativamente el crecimiento y desarrollo de Clematis Purpurea, reducen el período y la intensidad de la floración. Al cultivarlo, evite un fuerte secado de la tierra. El riego debe ser moderado y regular. Durante sequías prolongadas, la planta necesita abundante riego.

Es aconsejable regar Clematis Purpurea a última hora de la noche. Durante una noche fresca, la humedad tendrá tiempo de ser absorbida por el suelo y saturar la planta. Al regar por la mañana, una gran cantidad de humedad se evapora y no llega a las raíces.

El mejor vestido

Clematis se alimenta en pequeñas porciones, alternando fertilizantes orgánicos y minerales. Los fertilizantes se aplican no más de cuatro veces por temporada. Durante el período de floración, Clematis no se fertiliza.

Refugio para el invierno

En regiones con inviernos fríos, la clemátide requiere un refugio confiable. Con la llegada de las primeras heladas, la base de la planta se cubre con humus, turba, aserrín u hojas secas. La planta se cubre con lutrasil o cualquier otro material de cobertura.

Protección del agua de manantial

Los surcos de drenaje colocados a lo largo del círculo cercano al tronco y llenos de arena o grava, así como los surcos de desviación, ayudarán a proteger de manera confiable las vides de las inundaciones de primavera. En la base de la planta, se pueden formar pequeños montículos de turba o humus para proteger contra el agua.

Apoyo

La altura y el gran peso de las vides requieren el uso de soportes fiables. Para hacer esto, use:

  • vallas
  • paredes de edificios;
  • cenadores de jardín;
  • arcos de metal:
  • redes de madera;
  • pérgolas caladas;
  • redes de malla;
  • estante.

Cualquiera que sea el soporte que se utilice en la cabaña de verano, Purpurea Plena es elegante y hermosa en cualquier forma.

Triturar y aflojar el suelo

El libre acceso de oxígeno es necesario para el desarrollo de un poderoso sistema radicular y de la planta en su conjunto. Clematis necesita un aflojamiento periódico del suelo. El aflojamiento es especialmente importante después de un riego abundante o un período de lluvias prolongadas.

Cubrir el círculo del tronco ayudará a evitar que se afloje, retendrá la humedad y evitará la formación de malezas. Para ello, puede utilizar compost, aserrín, paja, hojas secas e incluso conos..

Enfermedades y plagas

Clematis es resistente a la mayoría de los tipos de enfermedades, pero algunas de ellas siguen siendo peligrosas para las enredaderas.

Putrefacción

El cambio en el color verde de las hojas a una floración marrón y blanquecina indica la pudrición gris en desarrollo. La razón es un exceso de humedad. Las áreas afectadas se cortan y se queman, y la planta se trata con una solución de basezol o azoceno.

Moho polvoriento

Una floración blanquecina en brotes y hojas habla de mildiú polvoriento. Para el tratamiento, la planta se trata con base, azoceno o topacio.

Insectos dañinos

Amor de Clematis:

  • áfido;
  • soportar;
  • ácaro araña;
  • babosas.

El tratamiento oportuno con productos químicos ayudará a salvar la planta de daños graves y la muerte.

Roedores

Para proteger la clemátide purpurea en invierno de los roedores, se colocan varios cebos alrededor del tronco.

Reproducción

Purpurea Plena se puede diluir fácilmente con semillas, dividiendo el arbusto, esquejes y capas.

División de arbustos

Para criar clemátides, se extrae una planta por división, que no tiene más de siete años y se divide cuidadosamente en partes. Cada arbusto formado se planta en un pozo de siembra preparado, después de tratar el sistema de raíces con un agente de enraizamiento.

Capas

A principios de la primavera, los brotes jóvenes sanos se inclinan y se cubren con tierra. Después de que aparecen las raíces, las capas se cortan del arbusto madre y se trasplantan.

Esquejes

Con el inicio de los cálidos días de primavera, puede comenzar a criar Clematis Purpurea mediante esquejes. Para hacer esto, corte la parte media del brote joven y colóquelo para enraizar en una mezcla húmeda de humus y arena. El esqueje enraizado se trasplanta a campo abierto.

Uso en diseño de paisaje

Clematis Purpurea es ideal para cultivar en un jardín, terraza o veranda. Decorará eficazmente:

  • pared de garaje o granero;
  • vallas y vallas similares;
  • fachada de la casa;
  • arcos y pérgolas.

Testimonios

Según los propietarios, Purpurea Plena Elegance necesita un cuidado cuidadoso. No es fácil trabajar con él, pero vale la pena.


Ver el vídeo: Clematis - how to support them (Diciembre 2021).